La Cava

Su cálida bienvenida

En la antigua panadería, el sótano, que vivía olvidado bajo una pequeña puerta trampa fue recuperado y se transformó en generosa cava.
Si Ud. no inicia el rito obligado de comenzar la visita al restaurante bajando a conocerla, pierde la oportunidad de disfrutar el comienzo de una gastronómica aventura.
Fiambres caseros originalísimos: bresaolas envueltas en finas hierbas, pecetos acaramelados en azúcar rubia, limones curados en sal y aceite de oliva, verduras asadas emulsionadas en aceite, etc. etc. etc. y variados vinos de bodegas cuidadosamente elegidas lo reciben junto a su anfitrión y dueño.